Viviendas turísticas.

La ocupación estacional de las viviendas es una fórmula como otra cualquiera de optimizar recursos disponibles e intentar cumplir con la obligación legal de muchas Comunidades Autónomas de “ocupar” la vivienda. Sólo falta que se establezca una regulación adecuada.