Impuestos

¿Cómo y cuándo se declaran las subvenciones a la vivienda en la Renta 2015?

Marismas de Santoña

Marismas de Santoña.

¿Cómo y cuándo se declaran las subvenciones a la vivienda?

En entradas anteriores vimos qué subvenciones relacionadas con la vivienda estaban sujetas y cuáles exentas; también vimos cómo la percepción de una subvención relacionada con la vivienda daba lugar a que estuviésemos obligados a declarar salvo algunas excepciones muy concretas.

Para completar la cuestión veremos cómo declarar las subvenciones relacionadas con la vivienda: en qué casillas.

También comentaremos un aspecto de suma importancia: en qué ejercicio hay que declarar las subvenciones. Esta cuestión ha sufrido algunas modificaciones con la reforma del IRPF que entró en vigor en 2015.

¿En qué casillas de la declaración de la renta 2015 hay que declarar las subvenciones relacionadas con la vivienda?  Fuente: Manual  IRPF de la AEAT, página 411.

Primero. Subvenciones públicas si bien están ligadas a un elemento patrimonial no derivan de transmisión y por tanto deben ser incluidas en la declaración de IRPF en el apartado G1 de la página 9 del modelo 100 de la declaración del IRPF “Otras ganancias y pérdidas patrimoniales que no derivan de la transmisión de elementos patrimoniales” .

  1. Subvenciones por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual → casilla 263.
  2. Subvenciones por la reparación de defectos estructurales en la vivienda habitual → casilla 263.
  3. Ayudas públicas para el pago del IBI → casilla 266.
  4. Ayudas públicas derivadas del Plan Renove de los bienes de los que se trate (electrodomésticos, calderas, ventanas, aire acondicionado etc.) → casilla 266.
  5. Ayudas públicas para la instalación de rampas, ascensores, aunque se instalen para mejorar la movilidad → casilla 266.

Segundo. Subvenciones que están ligadas a un elemento patrimonial y que no se califican como rendimiento del trabajo o de la actividad económica:

  1. Renta básica de emancipación → casilla 265.
  2. Subvenciones al alquiler de vivienda → casilla 266.

¿En qué ejercicio tengo que declarar las subvenciones relacionadas con la vivienda? Esta pregunta es reflejo de la duda que surge ante subvenciones concedidas en un ejercicio y cobradas en otro.

Esta cuestión sufrió una importante modificación con la reforma del IRPF que entró en vigor en enero de 2015. Antes de la reforma las subvenciones se declaraban cuando se concedían lo que provocaba que hubiese que declarar subvenciones ya concedidas pero que todavía no se habían percibido por sus beneficiarios.

Sobre la situación anterior y su problemática puede consultarse la entrada “Las subvenciones y la declaración de la renta. Dudas y sorpresas (II)”.

La reforma introducida modifica esta situación, de manera que a partir de 2015 solo hay que declarar las subvenciones cuando se perciban.

Apartado 2 c) del artículo 14 LIRPF “Las ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas se imputarán al periodo impositivo que tenga lugar su cobro, sin perjuicio de las opciones previstas en las letras g), i) y j) de este apartado”

Estas letras se refieren a tres tipos de ayudas que pueden imputarse por cuartas partes en el periodo impositivo en el que se obtienen y en los tres siguientes. Sobre ellas me referiré un poco más adelante.

No obstante, hay un problema de derecho transitorio importante que plantea dudas ¿Qué ocurre con las subvenciones concedidas en 2014 y años anteriores y percibidas en 2015? ¿A estas subvenciones se les aplica la normativa anterior y, por tanto, debieron declararse cuando se concedieron o, por el contrario, se les aplica la reforma y pueden ser declaradas cuando se cobren?

Dado que la reforma del IRPF no estableció nada al respecto, durante un tiempo he venido entendiendo que podía ser de aplicación el criterio más favorable para el contribuyente, lo que le permitiría declarar estas subvenciones en el momento de su percepción.

No obstante, una reciente consulta de la Dirección General de Tributos ha echado abajo esta interpretación (V0029-16).

Respecto a la imputación temporal, el artículo 14.1.c) de la Ley del Impuesto establece como regla general que “las ganancias y pérdidas patrimoniales se imputarán al período impositivo en que tenga lugar la alteración patrimonial”. Este hecho se produce en las subvenciones como la analizada en el momento en que el organismo otorgante comunica la concesión al solicitante, circunstancia que en el presente caso se ha producido en 2015. No obstante, al no haberse concedido con anterioridad a 1 de enero de 2015, la imputación temporal de la subvención procederá realizarla al período impositivo en que tenga lugar su cobro, tal como resulta de lo dispuesto en el artículo 14.2.c) de la Ley del Impuesto, donde se establece (en la nueva redacción dada por el apartado ocho del artículo primero de la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, con entrada en vigor el 1 de enero de 2015) lo siguiente: “Las ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas se imputarán al período impositivo en que tenga lugar su cobro, sin perjuicio de las opciones previstas en las letras g), i) y j) de este apartado”.

A partir de esta consulta es posible concluir que las subvenciones concedidas antes de 2015 deben declararse de acuerdo a lo establecido por la normativa anterior a la reforma y solo las concedidas a partir de 2015 deben ser declaradas cuando se perciban.

Esta misma tesis se sostiene por el Memento Practico Fiscal 2016 apunte 162 en los siguientes términos

Debe señalarse que no se ha articulado ningún régimen transitorio en relación con la regla especial de imputación temporal vigente desde 1-1-2015, por lo que esta última solo resulta de aplicación a aquellas subvenciones que se obtengan (criterio tradicional de imputación temporal) y se cobren a partir de 1-1-2015 (DGT CV 6-3-15). De esta forma, si la concesión se la subvención es previa a 1-1-2015, la ayuda deberá imputarse a un ejercicio previo a 2015, resultando en consecuencia irrelevante el ejercicio en el que finalmente se produzca su cobro.

Creo que la consulta a la que se refiere el Memento es la V0726-15.

Por tanto, a modo de resumen, si la subvención se concedió antes de 2015 la imputación se realizará de acuerdo a la normativa anterior. Esta normativa, a groso modo, establecía que las subvenciones tenían que declararse en el ejercicio que se comunica la concesión al solicitante, aunque si de acuerdo con los requisitos de la concesión la exigibilidad del pago de la subvención se produjese con posterioridad al año de la comunicación de la concesión, la subvención debería imputarse al período impositivo en que fuera exigible. Sobre la interpretación de este criterio de imputación puede consultarse la entrada antes citada.

Por el contrario, si se concedió en 2015 debe declararse cuando se cobre.

Ahora bien, existen una serie de subvenciones que tienen un criterio especial de imputación (apartados d), g), i) y j) del artículo 14.2 LIRPF).

  1. Las ayudas públicas que se perciban como compensación de los defectos estructurales de la vivienda habitual (por ejemplo, aluminosis), que podrán imputarse por cuartas partes, en el periodo impositivo en el que se obtengan y en los tres siguientes (consulta V0162-10).
  2. Las ayudas incluidas en el ámbito de los planes estatales para el acceso por primera vez a la vivienda en propiedad, percibidas por los contribuyentes mediante pago único en concepto de Ayuda Estatal Directa a la Entrada(AEDE), podrán imputarse por cuartas partes en el período impositivo en el que se obtengan y en los tres siguientes. Es muy importante tener en cuenta que este criterio especial de imputación solo ampara a las ayudas estatales directas incluidas dentro de los planes estatales para el acceso por primera vez a la vivienda en propiedad, por lo que las ayudas de una Comunidad Autónoma en el ámbito de sus propios planes, aún cuando tengan la misma finalidad (consulta V0118-13).
  3. Las ayudas públicas otorgadas a los titulares de bienes integrados en el Patrimonio Histórico Español destinadas a su conservación o rehabilitación.

En la reforma del IRPF he echado de menos la modificación de estos apartados del artículo 14 para dotarles de coherencia con la nueva regla general de imputación de las subvenciones. En concreto, hubiese sido deseable que se hubiese establecido que estas ayudas pueden imputarse por cuartas partes en el periodo impositivo en el que se cobren y en los tres siguientes. Aún sin esta modificación, la coherencia normativa exigirá, a mi juicio, que la interpretación que se realice de este artículo vaya en tal sentido, ya que, en caso contrario, nos encontraríamos ante el absurdo de aplicar distintos criterios de imputación atendiendo al tipo de ayuda pública de que se trate y a la opción del contribuyente.

 

 

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s